martes, 29 de mayo de 2018

Crónica del Explora Commodore 2018


Con la de este sábado pasado ya son 4 las ediciones de Explora Commodore que llevamos. Este Explora Commodore ha sido especial y diferente a las versiones anteriores por varios motivos: más máquinas que nunca, más publicaciones propias (el fanzine y una revista electrónica para ordenadores Pet), un orden de los actos radicalmente diferente, una importante cantidad de nuevos juegos y avances de producciones, novedoso hardware commodoriano, participación internacional de una desarrolladora de juegos de C64, y una conferencia final muy muy especial. De ahí que esta crónica vaya a ser un poco más larga de lo habitual...

Comenzaremos con los stands. En el de Commodoremanía - Commodore Plus - Commodore Club, el incombustible Bieno64, el siempre inquieto Errazking y compañía dispusieron varios ordenadores Commodore para que quién se acercara pudiese disfrutar de software interesantísimo, como por ejemplo una nueva demo del Mazinger Z para C64 en desarrollo que pinta pero que muy bien.


En el mismo stand también se pudo jugar al espectacular Sam's Journey, probablemente el mejor juego de C64 lanzado jamás. Además de jugarse tanto en este como en otros stands, podía comprarse en formato cartucho. Otra novedad que mostraron fue la revista para ordenadores Pet creada por Javier de Commodore Spain para este evento.

Muy cerca teníamos el stand de Tromax, en el cual pudimos ojear una muestra de su amplia colección de revistas sobre Amiga o jugar con las máquinas que allí exponía. Además, presentó su nuevo producto, unas fundas para proteger nuestras máquinas clásicas.

El stand de Commodore Spain y el artista Denymetanol contaba con una suculenta muestra de moderno hardware commodoriano, como el TheC64 Mini que pude probar (y cuya emulación me transmitió buenas sensaciones, aunque el joystick tiene una calidad bastante mediocre para mi gusto).


O un par de placas novedosas para C64 obra de dos virtuosos del soldador. Por un lado, una versión del SD2IEC obra de JGilCas que integra el conector del puerto IEC y el del datasette, de manera que no necesitamos alimentar este emulador de diskettera con un cable externo.

Y por otro, la versión del Pi1541 de Edu Arana totalmente funcional. Si no estáis al tanto, deciros que es una placa de reciente desarrollo que habilita, junto con el firmware programado para ello, a los mini-pcs Raspberry Pi 2/3 para que actúen como una unidad de disco 1541 en modo real, es decir, 100% compatible con turbo cargadores, ya que emula la circuitería interna de la unidad y su ROM.

Junto a dicho stand estaba otro clásico, Commodore 4 Ever. Jesús de la Torre, el incansable arqueólogo especializado en la marca americana, trajo varios Amiga y un CD32, máquina que este año cumple 25 años.

Muy cerca estaba Tentáculo Púrpura, con una buena muestra de máquinas de Commodore, entre las que destacaba un Amiga 600 en que que se podía jugar usando un imponente joystick negro doble Telemach.

Otros que también trajeron gran cantidad de ordenadores en los que jugar fueron los entusiastas de Game Museum y Retroscroll, y los usuarios Rafeva (que trajo un Amiga 500 y un C64 con el Sam's Journey), El Xuxo (Amiga 600) y Ferran Fernández (Amiga 500), habituales en otros eventos como la RUMSX o RetroBarcelona, y que nunca faltan al Explora. Por cierto, todo aquel que abrazara a Rafeva durante el evento recibió gratis un twix. Una iniciativa genial, sobre todo porque el protagonista no fue informado hasta pasadas varias horas...

Respecto a nuestro stand -el que compartimos el desarrollador Darro y yo-, pusimos a disposición de los visitantes un par de C64 en los que cargamos tanto nuestros propios desarrollos como juegos clásicos y más modernos. Darro presentaba su flamante Sky Diving, su segunda producción ya: un divertido y frenético juego en el que tomamos el rol de un paracaidista que debe esquivar a otros paracaidistas mientras controla la altura para abrir su paracaídas en el momento adecuado. Un juego que cuenta con unas músicas excepcionales obra de Uctumi.

En mi caso, cuando no tenía cargados juegos como C64nnabalt, Microhexagon, Donkey Kong JR, Enforcer o Ghosts'n Goblins Arcade, ponía el título que presenté en la Spanish SEUCK Compo y Olé 2017, Star Wars: Wings. O la demo jugable de algo en lo que llevo trabajando varios años y de lo que os hablaré próximamente: un Street Fighter II Champion Edition para C64. En unos días tendréis más noticias sobre el loco proyecto en el que estoy embarcado.

La plataforma invitada este año ha sido Amstrad de la mano de la gente de Amstrad Eterno, que trajo un par de ordenadores de la marca de Alan Sugar en las que cargaron principalmente novedades para estos sistemas.

En el apartado tiendas también tuvimos novedades. Además de los expositores habituales como Matra (que vino cargado de juegos para microordenadores y numerosos libros) las sorprendentes manualidades de La Bruja de Papel o el hardware para ordenadores Commodore que ofrecía Kopsec, en esta ocasión contamos con el amplio surtido de juegos y hardware retro de Cuanto Quieres y los flamantes joysticks Telemach 200 recién lanzados por Factory Arcade.

Mención aparte merece la exposición del artista LAF, autor de las divertidas tiras cómicas de Sarah the retro gamer. En las paredes exteriores de la sala colgó una buena muestra de su arte, que también se puede disfrutar en el interior del fanzine oficial del evento.


En cuanto a los actos, por la mañana disfrutamos de los torneos de Mean Streak -C64- y Dynablaster -Amiga, con unas descacharrantes partidas finales a 4 jugadores-, organizados y dirigidos de forma precisa por la gente de Pixels Mansion. No me cansaré de agradecerles el cariño y esfuerzo que ponen año tras año para que este apartado del evento se desarrolle sin fallos, en un ambiente distendido y de cachondeo general.

Después de comer arrancaron las conferencias. Comenzó el desarrollador y showman Ígor Errazking con la entrega de premios de la Spanish SEUCK Compo y Olé, en la que pudimos ver un vídeo de agradecimiento grabado por Eleanor Burns, la flamante vencedora de la competición con su espectacular Valkyrie 2.

Le siguió Kopsec y su taller de desoldadura, en el cual nos enseñó a desoldar un chip de 14 pines de forma sencilla.

Posteriormente disfrutamos de un pase de demos de sistemas clásicos que fueron presentadas en la última Revision Party celebrada en Alemania hace cerca de dos meses, y que fue preparado por JamQue.

Y como os decía al principio, la última conferencia de la jornada fue la de David Sancho, ex-miembro de la división multimedia y técnico de soporte de productos Amiga de Commodore España. Su intervención estuvo precedida por un vídeo de Andreu Ibáñez, antiguo Director Técnico de la filial hispana de Commodore, grabado desde Silicon Valley.

Pero para mi gusto lo más interesante fue, junto con los datos que nos ofreció Sancho, un vídeo casero grabado en las instalaciones de Commodore España en Barcelona allá por 1990. En él pudimos ver a empleados en sus tareas habituales o simplemente divirtiéndose, gran cantidad de material commodoriano, las propias oficinas y almacenes, packs de productos, etc. Un vídeo que esperamos se pueda compartir con todos en breve.

Como colofón del evento tuvimos el tradicional trivial commodoriano con el que nos deleita año tras año la gente de Game Museum (ayudados por Dani Rabinat, que actúa a modo de árbitro), y que en esta ocasión tuve la fortuna de vencer, seguido de Baycorps y mi compañero Darro.

Y hasta aquí la crónica del evento. Que sepáis que ya estamos trabajando en la próxima edición del Explora Commodore, que será muy especial por ser la 5a, y en la que intentaremos superarnos en todos los aspectos posibles.


Salu2, Paco.

2 comentarios:

  1. Magnífico reportaje de una reunión que volvió a reunir a muchos usuarios de Commodore. Ahora a esperar otro año;D

    ResponderEliminar
  2. De coña! Gran articulo. Menuda tropa!

    ResponderEliminar