martes, 7 de julio de 2015

La paleta "apagada" del C64

Antes de nada, una confesión: la primera vez que me di cuenta de que la paleta del Commodore 64 tenía unos tonos ligeramente apagados fue en 1994, cuando lo emulé por primera vez en PC. El emulador C64S mostraba los colores teóricamente reales del ordenador y, bueno, aquello no era exactamente como lo que recordaba en la pantalla del televisor.
El tío Tramiel lo tenía bien claro.
En la época actual, los usuarios que hemos tenido la suerte de tocar el C64 físicamente, a menudo nos topamos con opiniones de nuevos usuarios que descubren la panera vía emulación y que se suelen quejar de lo mismo: "los juegos molan pero la paleta es apagada". Ciertamente, si comparas la paleta del C64 con la de ordenadores coetáneos como el ZX Spectrum, el Amstrad CPC y el MSX, pues sí, es apagada. Aquí tenéis un artículo muy interesante sobre las paletas de los diferentes sistemas de 8 bits y el porqué de sus colores. Podéis compararlas y juzgar.
"Nene, la paleta del C64 me pone más caliente que un pan chino."
La paleta del C64 se diseñó para ser visualizada en TVs que empleasen el sistema vigente en EE.UU. en su época, el NTSC, y en RGB (no YUV, detalle importante que comentaré luego). En este sistema los colores se veían vivos, como podéis apreciar en la imagen siguiente. Las versiones PAL tenían una tonalidad ligeramente diferente a la NTSC, ya que la forma en la que se procesan los colores en ambos sistemas difiere (aquí tenéis más información), pero los colores eran bastante brillantes. El detalle del RGB/YUV es importante porque Vice por defecto emplea YUV en lugar de RGB, lo que hace que los colores se vean apagados.
Así es cómo se ve un C64 NTSC en un monitor Sony (imagen extraída de aquí).
Y así es como sale la imagen de un C64 PAL, que es más o menos como la veía yo en los 80.

Por otro lado, el C64 es un ordenador que no necesita monitor para funcionar, lo conectas a una tele con entrada de antena analógica (o por S-VIDEO), sintonizas el canal por el que saca su señal de vídeo y a jugar. En los 80 y 90, el calibrado de la imagen de las TVs era distinto al actual de las teles planas, que suelen venir con varios perfiles predeterminados (cine, deportes, concierto, personalizado, etc) que pocas veces tocamos. Anteriormente, cada uno calibraba su tele de tubo como le venía de gusto girando los distintos mandos de color, brillo y contraste: había gente que subía mucho los colores, otros que preferían verla con el brillo bajo, etc. En casa teníamos las teles con los colores un poco altos, por lo que cuando conectábamos el C64, los colores de los juegos eran brillantes y nada apagados.
VICE cuenta con controles para cambiar la forma en que se visualiza la imagen del C64. Marcando la casilla inferior CRT Controls podremos cambiar el contraste, brillo, etc y acercar lo que vemos a cómo se ve en una tele de tubo.

Afortunadamente, el "problema" de la paleta apagada del C64 tiene una solución bastante sencilla cuando usamos determinados emuladores. Muchos de ellos tienen opciones para cambiar la paleta o incluso para modificar los ajustes de color, contraste y brillo de la pantalla, como VICE, que es el que uso habitualmente. Alterando estos parámetros podremos acercarnos a lo que podríamos ver en la pantalla de una vieja tele de tubo conectada a un Commodore 64 físico. Aquí tenéis una pequeña galería en la que podréis comprobar cómo se ven algunas pantallas de juegos conocidos con los valores por defecto (paleta "apagada") y con valores alterados (paleta... ¿brillante?), que es como creo que la mayoría de usuarios del Commodore veíamos los juegos en los 80 y 90.

Os animo a que la próxima vez que emuléis el Commodore 64, juguéis con los parámetros de imagen del emulador para mejorar la visualización de los colores. Seguramente vuestra opinión cambiará.


Salu2, Paco.
Editado 01/08/2018: he añadido información técnica sobre la visualización en NTSC.