domingo, 17 de junio de 2018

Probando el Easy Flash 3

Cartucho Easy Flash 3 conectado a mi C64c.

Hace pocos meses compré a un usuario del foro de Commodoremanía un cartucho Easy Flash 3. Para los más rezagados, deciros que este fantástico dispositivo creado por el usuario Skoe permite cargar en vuestro C64 o C128 tanto juegos en formato cartucho (ficheros .crt) como kernals (Jiffy Dos, Turbo Tape, etc) o incluso cartuchos tipo Action Replay, gracias a su memoria flash. Los slots que soporta son:
  • Juegos/aplicaciones en formato .crt (de 8-16KB,Ultimax, Ocean Type 1, EasyFlash, EasyFlash xbank): 7 slots libres.
  • Kernals: 8 slots libres.
  • Cartuchos tipo "freeze": X slots.
También soporta cartuchos tipo Dead Test, pero aún no he conseguido que me funcione ninguno (en cuanto lo logre actualizaré este artículo).

El cartucho ya venía configurado con algunas roms básicas, pero he de confesar que lo primero que hice, de forma involuntaria, fue "brickearlo" con EasyProg. O eso pensé cuando vi que no lograba pasar de una inquietante pantalla negra. Afortunadamente lo único que había hecho era cargarme la rom de arranque y pude restaurarla con facilidad siguiendo las instrucciones al final de esta página.
Con esta opción "brickee" mi EF3. Ojo peligro...

Para cargar roms en la memoria flash del EF3 tenemos dos opciones: vía USB desde un PC conectado mediante un cable mini-USB al cartucho estando este conectado a un C64 encendido, o desde nuestra disketera, ya sea física o emulada con un dispositivo como UltimateII+ o SD2IEC. En mi caso opté por la segunda opción, y es realmente sencilla. Esta opción nos permite cargar roms grandes en un solo fichero, ya que de la otra forma estamos limitados a los 174KB que caben en cada cara de un diskete físico y nos veríamos obligados a dividir nuestras roms en varios ficheros usando EasySplit, lo cual podría ser un engorro en ficheros de 1MB.

Para cargar nuestras roms en el EF3 desde un dispositivo emulado simplemente tenemos que hacer lo siguiente:
  1. Grabamos en la tarjeta SD del SD2IEC (o el dispositivo que vayamos a utilizar como fuente de los ficheros .crt) nuestras roms y la introducimos en nuestro dispositivo disketera.
  2. Encendemos el C64 con el EF3 insertado.
  3. Abrimos EasyProg (normalmente estará asociado a la tecla P).
  4. Seleccionamos la opción Menu y a continuación elegimos una de las 4 primeras opciones en función del tipo de rom que queramos cargar.
  5. Seleccionamos el slot destino.
  6. Esperamos a que se realice la escritura de la rom. En función de su tamaño puede tardar unos segundos o varios minutos.
  7. Por último, escribimos un nombre para la nueva rom.
¡Y ya está! Al reiniciar nuestro C64 con EF3 veremos la nueva rom en el slot elegido.

En cuanto a la velocidad de carga de los juegos, a decir verdad no siempre es inmediata, pero casi. En cargar algunos juegos puede tardar muy pocos segundos (p.ej.: las fases de Creatures tardan unos 5-8 segundos, por temas de descompresión de datos, imagino), pero nada que ver con las cargas en disco o cinta, desde luego.
Easy Flash 3.

Un aspecto muy positivo es que, además de poder cargar juegos originales o adaptados por hackers, EF3 nos permite cargar nuestras propias compilaciones, siempre y cuando no superen el límite de 1MB, lo cual es bastante espacio. De hecho estoy creando mis propias compilaciones de juegos para poder cargarlos desde en EF3 en el C64 que llevaré al próximo Explora Commodore. Para ello estoy usando el programa DCM (Draco Cart Maker), que permite crear nuestras compilaciones de forma muy sencilla. Eso sí, deberéis tener en cuenta el límite de 1MB y escribir los nombres de los juegos en minúsculas y con un máximo de 16 letras y/o números, o de lo contrario no se generarán correctamente.
Draco Cart Maker con mi compilación de juegos deportivos.

Espero haberos disipado alguna duda en caso que estéis sopesando comprar este dispositivo. En mi opinión vale mucho la pena, no sólo para cargar los centenares de juegos disponibles en formato cartucho, sino también para trastear o probar vuestras propias creaciones.


Salu2, Paco.