domingo, 13 de noviembre de 2016

Crónica de Castellón Va de Retro 2016

Póster y horario del evento.

Casal Jove de El Grao.
Ayer se celebró en mi ciudad, Castellón de la Plana, el primer Castellón Va de Retro. Bueno, en realidad se hizo en el Casal Jove de El Grao, el barrio del puerto. El hecho de realizarse en un barrio que está a varios kilómetros de la capital y que en general Castellón no es la ciudad más animada del mundo, hizo que la afluencia a lo largo de gran parte del día no fuese muy grande excepto a partir de media tarde, cuando muchas familias, aficionados y curiosos se acercaron para jugar o ver los stands y el ambiente se animó bastante. Fue bonito ver a críos pequeños jugar en una Master System o un Spectrum mientras sus padres exclamaban "mira, ¡este juego lo tenía yo!". A ver si mantienen viva la llama. Este CVdR tendría que haberse celebrado en Valencia, pero discrepancias económicas con la UPV lo impidieron (por ello se celebró el primer Retrópolis 2016).

CVdR por la tarde.

Zona de juego.
Como veréis por las fotos, el evento fue realmente pequeño, acorde con el espacio del Casal. En la entrada se encontraban, en los laterales y el centro, la mayoría de puestos de venta de material retro, y la zona de juego se repartía por la zona del fondo, estando los microordenadores (incluyendo un C64c con el difícil Ghouls and Ghosts y un Amiga 1200) y algunas consolas en la parte izquierda, y el resto de sistemas en la parte derecha, bajo el escenario en el que por la tarde los chicos de Rejugando grabaron su podcast tras unas largas pruebas de sonido. Si bien no había pinballs ni recreativas, había suficientes máquinas como para no aburrirse, incluidas una VirtualBoy y una Vectrex en la que descubrí un sorprendente y divertido juego de fútbol. Sobre muchas pantallas había unos divertidos cartelitos que animaban a tratar bien a las máquinas (dirigidos a esos niños rata que todos conocemos).

Stand de Pix Juegos.

Conferencia de Pix Juegos.
La conferencia de la gente de Pix Juegos, desarrolladores del polémico (y no por que ellos quisieran) "La pesadilla de Ripollés" (llamado ahora "La pesadilla de Ruzafa"), se realizó en un piso superior. Me voy a detener un poco en esto porque la historia de este juego es bien curiosa: en 2012 tres chavales se apuntan al "I Concurso de Nuevas Tecnologías y Videojuegos" del Ayuntamiento de Castellón y programan el juego mencionado anteriormente, un divertidísimo beat'em up mezcla de clásicos como Double Dragon, Final Fight o The Simpsons Coin-up ambientado plenamente (y de manera realmente inmersiva) en la ciudad de Castellón y alrededores, y que cuenta con la música del conocido grupo local Tom Bombadil (con permiso de los autores) en el que el conocido "artista" Ripollés tiene que luchar contra las numerosas estatuas que tiene en nuestra provincia, y que han cobrado vida y amenazan con destruir la ciudad. El juego se presenta a concurso y gana. Hasta aquí todo bien.

Portada de Levante de Castelló con el juego.

Artículo en un periódico local.
La cosa se tuerce en 2013 tras contactar con varios medios de comunicación para publicitar su juego (de código abierto, totalmente gratuito y compatible con Linux vía Wine, por cierto). El juego ocupa alguna que otra portada y las páginas de varios periódicos, pero con titulares como "El Ayuntamiento premia un juego en el que el monumento a Carlos Fabra destruye la ciudad", centrándose más en el aspecto político y sensacionalista que en el propio juego (nos cuentan que alguna tele les llamó para hablar sobre "el juego de la estatua de Fabra"). El juego llega a oídos de Ripollés y de los propietarios de sus derechos artísticos. Al estar preparándose una serie de dibujos animados basada en las creaciones de Ripollés, consideran que el videojuego les perjudica y que usan una obra con copyright con ánimo de lucro (repito: juego GRATUITO que reproduce obras expuestas públicamente) sin pagar derechos, y Pix Juegos deciden retirarlo y posteriormente cambiarle el nombre y argumento por "La Pesadilla de Ruzafa". Afortunadamente esto no ha impedido que los desarrolladores sigan trabajando en nuevos lanzamientos. Ah, os recomiendo que bajéis el juego y lo probéis, merece la pena, sobre todo en el modo de 4 jugadores.
Algunos juegos para C64 y Spectrum.

Retroespeculación.
Os hablaría de los torneos o del anunciado taller, pero confieso que no tengo ni idea de si se realizaron o no, ya que si bien figuraban en el horario de la web, en el recinto no vimos ningún anuncio ni aviso de concurso o torneo alguno, ni del taller. Respecto a los puestos de venta (el mercadillo, vamos), lo de siempre: muchos juegos, precios "normales" y algunos hinchados (la nueva NES Classic Mini por 99€, cuando vale en tiendas 60€, o una SNES bastante amarilleada por 70€) y más material de consolas que de ordenadores, aunque en uno de los puestos tenían decenas y decenas de cintas de Spectrum, Amstrad, Commodore 64 y MSX, joysticks y algún que otro ordenador. A ver si el año que viene se repite y tenemos Castellón Va de Retro 2017, y si de paso tenemos Retrópolis en Valencia, mejor.

Aquí tenéis más fotos del evento.


Salu2, Paco.

1 comentario:

  1. Retropolis no tiene nada que ver con Valencia va de retro ni lo reemplaza. Res un evento que montaron aprovechando en tirón de nuestro evento y de la jugada que nos hicieron

    ResponderEliminar