lunes, 16 de mayo de 2016

Portables Amiga Vol. 1


Tras una pequeña pausa, los colegas de La Abandonteca, Commodore Spain y este blog, os traemos una nueva entrega de las compilaciones portables de juegos para sistemas Commodore. En esta ocasión le toca a la familia de ordenadores de 16 bits: Amiga.

El funcionamiento de esta compilación es similar al de las compilaciones para C64: abrimos la carpeta descomprimida, ejecutamos el programa go.bat y automáticamente se abrirá el emulador, que directamente lanzará un menú en el que podremos seleccionar uno de los varios títulos disponibles. Perdón, TITULAZOS. Porque los juegos de esta compilación son muy grandes, y aquí tenéis una muestra: Flashback, Turrican 2, Battle Squadron, North & South, Gods, Rodland o Great Giana Sisters.

Esta compilación no he podido ejecutarla en una máquina Linux con Wine, pero sí en un Windows XP, aunque en realidad está diseñada para sistemas superiores. Esperamos que la disfrutéis. La podéis descargar desde aquí.


Salu2, Paco.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Crónica de Explora Commodore 2016

Stand de este servidor en Explora Commodore.
Este sábado se celebró en Barcelona la esperada segunda edición del Explora Commodore, la feria dedicada a las máquinas de la compañía que en su día dirigió Jack Tramiel, y en la que tuve la suerte de poder participar como expositor gracias al ofrecimiento de la organización, que me puso todo tipo de facilidades para poder montar un stand.

Como os comenté hace unos días, en mi stand mostré el Raspi64, un Commodore 64 modificado con una Raspberry Pi en lugar de la averiada placa madre original. Me sorprendió la buena recepción y el interés que despertó el aparato, tratándose de un C64 que realmente no lo es y que funciona en base a la emulación, tan demonizada por algunos. Mucha gente se acercó a preguntar y jugar con él. Una experiencia más que positiva.
Stand de Retroscroll.

En cuanto a los demás stands, estaban los clásicos Commodoremanía, Commodore 4 Ever y Commodore Plus con sus interesantes colecciones de material, entre las que estaba el SX-64 de Bieno y una carísima placa C64 Reloaded. Game Museum también pusieron a disposición de los asistentes varios equipos para jugar, así como la gente de Retroscroll. Constelación Commodore también estuvo presente con un C64 y un Amiga, y junto a mi curiosamente tenía a otro expositor con una Raspberry Pi (modelo 3), el Tentáculo Púrpura. Hubo máquinas de sobra para que la gente pudiese jugar y pasárselo bien sin tener que hacer colas ni esperar mucho rato.
SX-64 de Bieno, el primer portátil con pantalla a color de la historia.

Respecto a las tiendas, pocas como el año anterior, y se agradece que sea así, ya que los eventos en los que predominan las tiendas acaban siendo más mercadillos que otra cosa, y para comprar tenemos internet, ¿no? Como novedad estaba la gente de Matranet, que tenía a la venta videojuegos y libros. También estaba Kopsec, que aparte de explicarnos como montar su Tapuino, tenía varios a la venta, así como cables y otro material interesante.
Anuncio del Tapuino de Kopsec.

Este año venía, como plataforma invitada, Spectrum. (El Gran) Javi Ortiz y su hermano montaron el stand de El Mundo del Spectrum con varios Spectrums, entre ellos un gomas de 16K y un 48K, así como un par de ordenadores para jugar, y un montón de software para los equipos de Sinclair.
El Mundo del Spectrum.

Como en la primera edición, tuvimos dos torneos organizados por los siempre eficientes Pixels Mansion, de Barbarian para C64 y Speedball 2: Brutal DeLuxe para Amiga, en los que tuve una actuación bastante discreta (maldito Errazking cortacabezas). Los buenos de Pixels Mansion nos agasajaron con una deliciosa merienda que haría que cualquier dietista se suicidara (Panteras, chuches, pastelitos, quicos y cacahuetes), pero que los participantes devoraron rápidamente.
Proyección de la final del torneo de Barbarian.

Las finales fueron proyectadas en el escenario, y la del Barbarian fue sorpresivamente ganada por un chaval de 10 años. Qué fenómeno. Ah, la anécdota del torneo es que un chico se presentó disfrazado de bárbaro, ya que la organización anunció que quien acudiera así, pasaría a los cuartos directamente, pero se negó a tener ventaja y participó como uno más. Sin duda el torneo es uno de los alicientes más divertidos del evento que se puede ver en las risas y caras de felicidad de los participantes. Casi al final del evento se realizó un entretenido trivial sobre temas relacionados con Commodore en el que los que más preguntas acertaban se llevaban un premio.
El generoso participante bárbaro.
De las conferencias os contaré que el primero fue Luismi de Constelación Commodore, que hizo un show en directo repasando la interesante historia de Commodore con la intervención de algunos asistentes. Isaac Viana de GameXploitation nos explicó cómo crear un canal de YouTube y dio unos más que interesantes consejos, y Killbits Podcast organizaron una entretenida tertulia al final de la tarde. Pero el que "robó el show" que dirían los guiris, fue el desarrollador vasco de C64 Igor Errazkin -Errazking. En su charla nos explicó qué gamemakers usa, dio algunas pautas para hacer mejores juegos, animó a los asistentes a crear nuestros propios juegos, y nos deleitó con algunas frases lapidarias que ríete tú del Sargento de Hierro. No dejó títere con cabeza, vamos. En breve la publicará y podréis disfrutarla.
La conferencia de Errazking.

Sobre la asistencia de público, me dio la sensación que más o menos tuvimos los mismos visitantes que el año anterior. Espero que sea por la lluvia que caía ese día sobre Barcelona y no por un desinterés del personal.

Bueno, este es mi resumen del Explora. Aquí tenéis más fotos. El año que viene, más y mejor. Con unos organizadores tan grandes (no los nombro aquí porque no me quiero dejar a nadie), seguro que sí.
Foto final de familia.

Salu2, Paco.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Raspi64, próximamente en Explora Commodore

Esta será la máquina que expondré en el próximo Explora Commodore que se celebrará en Barcelona (Fontana) este sábado 7 de mayo. Si queréis verlo y jugar con él, pasaros por la feria y podréis tocarlo.


Os presento un engendro que monté hace bastante tiempo y que no había presentado por aquí al no funcionar como yo esperaba hasta ahora. No es algo original, lo vi hace años aquí y pensé que podría hacer algo parecido para darle vida a uno de los Commodore 64 averiados que tenía por casa. Se trata de lo que he bautizado como Raspi64, que básicamente es una carcasa de Commodore 64 a la que he sustituido la placa base por una Raspberry Pi 1 Modelo B, que se conecta al teclado mediante un interfaz Keyrah v1 y que lleva instalado RetroPie para poder emular los microordenadores más conocidos y varias consolas, junto con MAME.
Rasberry Pi.

Para poder usar el teclado del C64 en un pc normal o en una Raspberry, es necesario un interfaz que facilite la comunicación entre teclado y sistema. Una opción que se me escapa es usar un microcontrolador o una placa Arduino, es algo complejo pero se puede hacer, en la red hay ejemplos exitosos. La otra opción y más sencilla es usar Keyrah, que es una placa que encaja en la carcasa del Commodore y que permite conectar a un PC por USB el teclado de diversos sistemas de la marca americana, como el C64, el C128 e incluso el Amiga. Además, tiene un conector para encender el led de la carcasa.
Keyrah v1.

Aparte del Keyrah, se necesitan varios cables y adaptadores para poder poner los conectores de la Raspberry en los bordes de la carcasa, sustituyendo los puertos del C64 por unos más modernos. En mi caso, y pensando en poder conectar en un futuro el Raspi64 tanto a monitores VGA como a pantallas con HDMI o a una tele por RCA, le he puesto una salida de cada tipo. Así, si lo quiero conectar a un dispositivo con otro conector, tengo que abrir la carcasa, desconectar la salida actual y conectar la salida de turno al cable correspondiente (aparte de configurar el config.txt de Retropie). Además de las salidas de vídeo, he puesto salidas de audio por jack de 3.5mm, de ethernet (un cable macho-hembra) y un hub USB de 4 puertos sin alimentación externa al que conectar un teclado externo, los gamepads y un adaptador WIFI.
Esquema interno del Raspi64.

La entrada de alimentación fue un apartado complicado. En principio compré conectores hembra de microUSB en DX.com, pero al no disponer del soldador adecuado, me fue imposible usarlos, por lo que compré un adaptador USB (macho)-microUSB (hembra) al que soldé, en la parte USB, los dos cables +/- de un cable USB-microUSB normal y corriente que corté previamente, y al que soldé también un interruptor para poder encender y apagar el Raspi64 desde la carcasa.
Parte trasera del Raspi64.

En cuanto al software, de entrada descarté ponerle una distribución que arrancara directamente en un emu de C64 porque quería una máquina multisistema, así que probé con ChameleonPi, una distribución que cuenta con un menú para acceder a los emuladores, pero que no me dio un buen resultado, al comportarse de manera extraña con algunos de ellos (p.ej: el emulador Caprice de CPC dejaba de funcionar cuando lo usabas y pulsabas por error una tecla que modificaba el modo de vídeo). Recientemente le instalé la última versión de Retropie y la mejora es considerable en todos los aspectos, tanto en la puesta en marcha como en la configuración y el funcionamiento.
Lateral del Raspi64.

Respecto al funcionamiento, deciros que la emulación de sistemas de 8 bits que he probado (Commodore 64, ZX Spectrum, Amstrad CPC, MSX y Atari 2600) funciona fluida, si bien algunos detalles como la carga por diskette de juegos en C64 es lenta. La emulación de juegos en MAME no funciona tan bien, y para conseguir que un juego como Street Fighter II corra a una velocidad aceptable hay que overclockear la Raspberry desde raspi-config, con el riesgo para la tarjeta SD que eso conlleva.
Raspi64 emulando Buck Rogers de Atari 2600.

Así que ya sabéis, si tenéis por casa un C64 averiado que no conseguís resucitar y queréis darle una segunda vida, haced como yo y cread vuestro propio Raspi64.


Salu2, Paco.

lunes, 2 de mayo de 2016

Portable EasyFlash Collection Vol. 2


La Abandonteca, Commodore Spain y este blog os traemos la segunda entrega de juegos portables EasyFlash Collection. En esta ocasión tenéis títulos como la saga Dizzy, Rick Dangerous, Ghost's and Goblins, el mítico Bubble Bobble o el reciente Uwol de los Mojon Twins, entre otros.

Así que ya sabéis, si queréis jugar sin complicaciones a una divertida colección de juegos para C64 en vuestro PC con Windows o Linux, pinchad aquí.

Salu2, Paco.

Crónica del I Retrópolis Valencia 2016 (sábado 30/04)

Ayer asistimos a la primera jornada de la nueva feria de retroinformática Retrópolis Valencia 2016, que se celebra desde el 30/04 hasta el próximo jueves 05/05 en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de Valencia, y que es exactamente el mismo lugar que ha albergado las dos primeras ediciones del Valencia Va de Retro.
Cartel de Retrópolis 2016.

En un primer momento pensé (y creo que no soy el único) que este Retrópolis sería la "edición de primavera" del Valencia Va de Retro, que tanto organizadores como asistentes teníamos tanto mono de feria retro que había que satisfacerlo con un nuevo evento, pero por lo que oímos allí de manera extraoficial, los motivos son otros y muy distintos, y que no comentaré aquí al ser eso, explicaciones extraoficiales.

Nada más llegar nos dimos cuenta de que aquello no era Valencia Va de Retro: había menos tiendas, una zona de juego como tal bastante reducida (un futbolín al que dimos caña un buen rato, luego contaré con quién; dos recreativas que funcionaban... regular, y una MegaDrive para participar en el torneo de 25 años de Sonic), menos torneos y menor cantidad de asistentes, pero por otro lado el horario de conferencias estaba bastante completo, había más exposiciones, esta vez sí que vino Pablo Avilés con su iniciativa Videojuegos x Alimentos, y en general se podía caminar por el evento sin ningún agobio. Aparte de que este evento dura casi una semana.

Como decía antes, el espacio dedicado a la venta de material era más reducido que en Valencia Va de Retro. En cuanto a material para microordenadores, había realmente poco y no muchos puestos tenían a la venta cintas o discos para ordenadores de 8 bits. Y para Commodore 64, menos aún, como podréis imaginaros.

Respecto a los expositores, al entrar nos topábamos con las vitrinas de los videojuegos de Star Wars, que mostraban una amplia colección de casi 100 títulos licenciados (y unos pocos inspirados en la saga galáctica, como el hispano La Guerra de las Vajillas), así como algunos objetos relacionados con las películas, como unos mandos con forma de R2-D2 o Darth Vader.


También en la entrada encontramos un stand muy especial dedicado al ENIAC, en el que profesores de la UPV explicaban el funcionamiento de la mítica computadora y mostraban un curioso simulador para calcular trayectorias de proyectiles balísticos. Muy interesante. Otro stand interesante era el de Tromax, coleccionista de retroinformática que exponía más de 40 equipos MSX de diversas marcas, algunos de ellos disponibles para jugar.


En este evento también se habilitó el Museo en Vivo, una pequeña habitación repleta de Amstrad CPC en la que se conmemoraba el 30 aniversario de la compañía española Opera Soft, y en la que podíamos jugar a clásicos de esta empresa como el mitificado La Abadía del Crimen, Goody, Mythos, Poli Díaz o Livingstone Supongo. Aquí hay que volver a darle un tirón de orejas constructivo a la organización ya que, nuevamente, esta sección del evento estaba "escondida" y si no conoces de su existencia previamente, te la pierdes.

Sobre las conferencias únicamente os puedo hablar de la entretenida charla de Paco Portalo, co-autor de La Pulga, considerado como el primer videojuego original español de la historia, en el que reivindicó su figura y su procedencia extremeña durante una hora y pico muy amena, en la que además aportó datos muy interesantes sobre los inicios de la industria informática de nuestro país.

Pero lo mejor del evento a título personal, fue poder conocer en persona a dos grandes de este mundillo: Javi, responsable del sitio de referencia commodoriana Commodore Spain (si no lo conocéis, ¡visitadlo ya!), y Edu "Reanimator" Arana, una bestia parda del soldador y de la resurrección de retrocacharros, como podréis comprobar en su muy recomendable página plagada de proyectos, inventos y reparaciones. Que sí, es muy bonito poder tocar maquinitas, escuchar conferencias o comprar esos juegos que ansías, pero aún lo es más poder hablar en persona con gente que comparte una afición como esta la nuestra, y que lo hace con la pasión y el amor que le dedican Javi y Edu a sus proyectos. Por cierto, estad atentos a sus sitios que se vienen novedades muy interesantes. Ah, también es bonito jugar contra ellos al futbolín (el resultado me lo guardo, soy un caballero).

Esperemos que este evento se repita el próximo año para que efectivamente tengamos feria de primavera y otoño en esta zona.


Salu2, Paco.