domingo, 22 de noviembre de 2015

Crónica de RetroBarcelona 2015 (sábado 14/11/2015)

El pasado sábado 14 de noviembre asistí con mi familia al tercer RetroBarcelona que se celebró el pasado fin de semana en el Museu Marítim. Era la primera vez que acudíamos a este evento y nos sorprendió bastante la gran cantidad de gente que acudió (he leído por ahí cifras de 9.000 personas los dos días, espectacular), y que hizo que tuviésemos que hacer cola durante más de media hora para poder acceder.
Espectacular póster del evento.
Que vaya mucha gente a este tipo de eventos es bueno... pero tiene sus pegas. Lo bueno es que mientras el personal acuda, estas citas seguirán organizándose. Actualmente la asistencia va a más en todos estos acontecimientos y es señal de que el retro goza de muy buena salud. Lo malo es que los que vamos para tocar máquinas y jugar con ellas (y lo más importante, para que jueguen nuestros críos), nos encontramos con colas por todas partes para poder echar una partidita, lo que hizo que jugara realmente poco. Bueno, en realidad los apartados de microordenadores no tenían este problema. Eso sí, la zona que más aglomeraciones tenía y por la que era más difícil caminar era la de venta de material retro. Si sumamos el factor aglomeración a un local quizás algo pequeño para albergar a tanto público y le añadimos un día especialmente caluroso en Barcelona -rozando los 20º en la calle en algunos momentos del día-, os podéis imaginar el ambiente que se podía respirar literalmente allí dentro. Humanidad concentrada. Eso sí, la organización estuvo genial, siempre atentos y muy amables cuando los necesitamos. Eso sí, echamos de menos un planito con la ubicación de expositores.
Aspecto de RetroBarcelona a media tarde, a rebosar de gente.
Hablando ya de nuestra visita, lo primero que hicieron los críos fue participar en el torneo del Twinkle Star Sprites y posteriormente acercarnos al stand de Retroscroll para charlar con Xuxo, Rafeva, Murshus y Sikus de Game Museum, y compañía. Gente majísima que se portaron de maravilla con nosotros. Otro grande con el que pude charlar fue Sir Arthur de Constelación Commodore. Atentos a su podcast que vienen novedades interesantes. También acudí a los stands de Commodore Plus donde estaba otro gigante de este mundillo, Bieno, rodeado de algunos modelos del mejor microordenador de todos los tiempos (ejem, qué voy a decir yo), el C64; de la AAMSX, en la que tenían un montón de MSX a disposición del público para poder jugar a algunos de los éxitos del estándar; y el de Un pasado mejor repleto de equipos Amstrad, entre los cuales había un CPC con el Space Moves al que jugamos recientemente en #laretrosemana.
Stand de Commodore Plus.
Por la tarde "intentamos" participar en el torneo de Street Fighter II Turbo, pero al ver que en más de 1h aquello avanzaba muy muy despacio (éramos unos 70 participantes, tal vez demasiados) y que los niños empezaban a agobiarse, desistimos. Más tarde pude ver gran parte de las conferencias de Retro Entre Amigos y de los escritores del libro Génesis: La guía esencial de los videojuegos españoles de 8 bits. De los primeros, bueno, ya podéis imaginároslo, si su podcast grabado ya es entretenido, en directo son de traca, cachondos y divertidos como ellos solos. Sobre la charla de José Manuel Fernández "Spidey" y Jesús Relinque "Pedja", también fue muy divertida y nos contaron muchas anécdotas e historias curiosas de las compañías españolas pioneras en los videojuegos más que interesantes. Respecto a precios de material retro, como decía antes, era una zona muy masificada y procuré evitarla, pero lo poco que vi es lo de siempre, precios hiperinflados (Super Famicoms a 70-80€, por ejemplo) y mucha variedad de plataformas, eso sí.
Eternum, un divertido juego con aroma a clásico ochentero.


Salu2, Paco.

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Jejeje, ya ves, esto es un no parar de ferias retro!!!

      Eliminar
    2. Jejeje, ya ves, esto es un no parar de ferias retro!!!

      Eliminar