sábado, 28 de diciembre de 2013

Lode Runner (Brøderbund, 1983)

El primer juego del que os voy a hablar es uno que descubrí hace unos meses y al que jugué emulado bajo Vice. Lode Runner fue programado por AriolasoftBrøderbund, siendo los últimos los creadores del innovador Karateka, del mítico Prince Of Persia o de la serie educativa ¿Dónde -introduce aquí un tiempo o lugar- está Carmen Sandiego?, y aquí ya demostraron lo que podrían llegar a hacer años después. Aunque tiene 30 añazos y sea tremendamente simple a nivel técnico, está muy bien hecho y puede llegar a enganchar bastante.
Los "darth vaders" colorados son los enemigos a evitar, pero en realidad no dispondremos del blaster.
Se trata de un juego de plataformas en el que el objetivo es recopilar una serie de cajas que aparecen desperdigadas por el escenario. Una vez recogidas todas, podremos pasar a la siguiente pantalla subiendo por unas escaleras que aparecerán en la zona superior. Un total de 150 pantallas (en la versión disco) nos desafiarán, y en ellas deberemos esquivar varios enemigos, valiéndonos de escaleras, cuerdas y unas bombas que, al lanzarlas, crearán un agujero en el suelo al que o bien podremos tirarnos para caer al nivel inferior, o podremos usarlo como trampa para nuestros enemigos. Los enemigos son bastante puñeteros y nos perseguirán sin descanso por toda la pantalla, aunque por fortuna un oportuno bug los dejará bloqueados de vez en cuando y nos darán un respiro para movernos con más calma. También pueden "quitarnos" una caja si la tocan, aunque no nos libraremos de nuestra obligación de recogerla en otro punto del escenario en el que aparezca. Cada vez que pasamos de nivel incrementamos en 1 nuestras vidas (inicialmente 5), pero como máximo podremos tener 6 en total.
Pantalla de presentación del juego.
El juego tiene un ritmo endiablado, y en pocas ocasiones uno puede relajarse. Bueno sí, cuando se produce una transición entre pantalla y pantalla: se hace un fundido estilo Star Wars muuuuuy lento. También cabe la posibilidad de subir o bajar la velocidad del juego (teclas +y -), cosa que aún no he usado, llamadme machote... o masoca... Nuestro personaje se controla únicamente con el joystick.
Igualico que la portada. Un día de estos hablaré de portadas y su relación con lo que te encontrabas al jugar.
A nivel gráfico, como decía antes, es extremadamente simple: los decorados tienen 2 colores sobre un fondo negro y nuestro personaje (con su sombrero) y sus enemigos apenas levantan 10 píxeles del suelo. Pero es que no le hace falta más. Los sprites se mueven con mucha fluidez y con la animación justa.
"¡Corre Joe! Esa docena de píxeles que sube las escaleras se va a abalanzar sobre ti."
Respecto al sonido: escaso. Tenemos sonidos para cuando nos caemos, tiramos una bomba o recogemos una caja, y una fanfarria suena cuando aparece la "escalera hacia el cielo" (o hacia el siguiente nivel, mejor dicho) y poco más.

Resumiendo: un juego tremendamente simple a nivel técnico aunque adictivo, que te pondrá de los nervios y te frustrará, pero te tendrá enganchado un buen rato. Si queréis más información e instrucciones (en inglés, eso sí) de Lode Runner, pinchad aquí.

Salu2, Paco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario